InicioNosotrosActividadesArtículosBibliotecaArchivoContactoLogo de MACÁ

temas de verano: el riego

Por Dora Ester Kaufmann
Publicado en la revista “Lazos”
Imprimir esta página Descargar este artículo

El riego es una de las actividades que demandan no solamente mucha agua sino también tiempo diario. Hay varias cuestiones a tener en cuenta que pueden ahorrar tiempo y agua. Por un lado, podemos aprovechar el agua de lluvia, y por otra parte, podemos elegir nuevas plantas teniendo en cuenta que hay algunas que no demandan tanto riego:

· Las plantas de hojas grises necesitan pleno sol y poca agua; entre ellas las cinerarias, de hojas aterciopeladas, dan flores amarillas hacia el final del verano.

· Santolina, planta arbustiva de hojas grises y aromáticas y flores amarillas, que se puede poner en pequeñas bolsitas en el ropero, junto con flores de lavanda, para ahuyentar polillas.

· Las lavandas Lavandula angustifolia y Lavandula dentata florecen en primavera, verano y otoño; se adaptan a suelos pobres y no requieren riegos. Son de floración abundante y perfumada. Se podan después de la floración.

· Salvia argentea, de hojas anchas y grises y floración blanco-rosada en el verano.

· Acacia melanoxylon es muy resistente y de follaje persistente, da flores amarillas y perfumadas.

· Lantana camara, pequeño arbusto que florece todo el año en lugares cálidos y durante los meses de calor en las regiones templadas. Da flores de color amarillo, blanco, rojo, naranja y rosado.


Para que el riego resulte efectivo hay que regar bien una sola vez en profundidad, y no un poquitito varias veces. Luego, esperar hasta que la tierra esté nuevamente seca antes de volver a regar, pues mueren más plantas por exceso de riego que por falta de agua.