InicioNosotrosActividadesArtículosBibliotecaArchivoContactoLogo de MACÁ

plantas colgantes que no requieren mucho riego

Por Dora Ester Kaufmann
Publicado en la revista “Lazos”
Imprimir esta página Descargar este artículo

Estas que elegí requieren poco riego, es decir, pueden estar diez o quince días sin ser regadas y crecen colgando sin volumen de altura.

· Rosario (Senecio rowleyanus): Es una cactácea que tiene las hojas modificadas en forma de pequeñas esferas, de allí su nombre común. En ellas la planta acumula gran cantidad de agua, por lo cual se la debe regar con mucha moderación. Requiere un suelo blando con arena gruesa, humus, algunas piedritas y muy poca tierra, con mucho drenaje; lo importante es que no retenga agua. Se reproduce fácilmente con sólo colocar las guías sobre el suelo. Allí brotarán raicitas; luego de varios días de formadas se puede cortar la esferita de la planta madre.

· Corazón de indio o corazón de papa (Ceropegia woodii): Por supuesto, su nombre vulgar indica que sus hojas tienen forma de corazón. Es de origen sudafricano; resiste bien el calor, tolera muy bien el aire seco, al igual que la humedad ambiente, pero no le gustan los suelos encharcados. Requiere mucha luz sin sol directo. Sus flores son raras, de color blanco rosado; según se dice atraen a las moscas y las atrapan para su reproducción, pues tienen un olor muy singular. Suelen aparecer pequeños tubérculos en los tallos colgantes (parecen pequeños bulbitos), y a partir de ellos se la puede reproducir, colocándolos en un sustrato blando con un poco de arena gruesa, sin cubrirlos demasiado.